VACUNA ANTIGRIPAL EN ENFERMOS CORONARIOS


Susana Miranda
Comité RRSS GT Enfermería Hemodinámica


   Numerosos estudios clínicos han evidenciado la relación existente entre ciertas infecciones respiratorias como la gripe o la neumonía y la enfermedad cardiovascular. Los datos epidemiológicos indican que el riesgo de complicaciones, hospitalización y muerte por el virus de la gripe es más alto en pacientes con enfermedades cardiovasculares que en el resto de la población. La gripe puede empeorar la situación clínica de una enfermedad coronaria, como consecuencia de una neumonía vírica o, de forma secundaria, bacteriana. Existe hoy en día evidencia que concluye que el virus de la gripe (virus influenza) se relaciona de forma directa con el infarto agudo de miocardio. Un estudio llevado a cabo en Toronto (Canadá) afirma que la gripe multiplica por seis el riesgo de sufrir un infarto coronario. Otras investigaciones muestran que las infecciones del tracto respiratorio superior incrementan el riesgo de sufrir un primer infarto agudo de miocardio (entre 3,5 y 5 veces) y un primer accidente cerebrovascular (alrededor de 3 veces) los días siguientes a la infección.

https://www.bing.com/
   En cuanto a las posibles causas de este fenómeno existen diversas explicaciones entre las que se incluye que la infección produce hipoxia, taquicardia y vasoconstricción, así como una respuesta inflamatoria aguda, lo cual podría afectar a una placa aterosclerótica desestabilizándola, activando la cascada de coagulación y produciendo así trombosis, oclusión arterial coronaria y consecuentemente infarto agudo de miocardio. Del mismo modo se han propuesto hipótesis como que la respuesta inflamatoria a la infección vírica induce la producción de autoanticuerpos frente a las lipoproteínas de baja densidad (LDL), lo cual causa el desarrollo y progresión de lesiones vasculares ateroescleróticas; también se ha estudiado que la colonización directa de la pared de los vasos inicia reacciones locales autoinmunitarias, mediante la activación de las células presentadoras de antígeno. 



https://www.abc.es

   Estudios poblacionales demuestran que la vacunación frente al virus de la gripe tiene un importante efecto protector en pacientes con patología cardiovascular previa, especialmente infarto agudo de miocardio, ya que reduce la tasa de mortalidad por esta enfermedad más de un 60%. 

   Por tanto, debemos tener en cuenta que la vacuna de la gripe en el enfermo coronario o con factores de riesgo cardiovascular, además de prevenir el proceso infeccioso, muestra un claro beneficio para la propia enfermedad cardiovascular y constituye por tanto una indicación de vacunación anual antigripal en este grupo de pacientes. 

   La prevención en forma de vacunación es una tarea propia de enfermería, de la cual podemos obtener grandes beneficios para nuestros pacientes. En la forma que nos compete, debemos actuar e informar de los beneficios e inocuidad de la vacunación en dichos grupos de riesgo, y quizás realizar una reflexión sobre la necesidad de vacunación del propio personal sanitario.

   Y vosotros... ¿Os vacunáis contra la gripe? ¿Recomendáis a vuestros pacientes la vacunación? ¡Estamos deseando leer vuestros comentarios! 

   ¡Un saludo para todos y muchas gracias por seguirnos!


   Para saber más:




Comentarios

Entradas populares de este blog

INNOVACIÓN EN ENFERMERÍA: Un camino hacia la vanguardia del cuidado.

IN MEMORIA: Juan Francisco Jurado Feo

IMPELLA ®: PREPARACIÓN, MONTAJE Y SIMULACIÓN DE SU FUNCIONAMIENTO