RESUMEN EUROPCR MAYO 2018

RINEH 
(Red de Investigación Nacional de Enfermería en Hemodinámica -RINEH-)
El compañero Vicente Rubio, de la RINEH, nos envía el siguiente post,



RESUMEN EUROPCR MAYO 2018
Este Curso/Congreso se realizó en París los días 22, 23, 24 y 25 de Mayo de 2018. Diario del EuroPCR para “Nurses and allied professionals”
Día 22:  Mi llegada a Paris se demoró por retrasos en los vuelos y por una gran tromba de agua que hizo que llegara casi a las 19 horas al hotel, cuando el día en el PCR ya estaba finalizando. En este primer día tuvo lugar la Ceremonia de apertura, un tutorial sobre ”Outcomes, safety and education” y, en formato “PCR sharing centre”, otra sesión sobre “Team work for the management of cardiogenic shock in the cathlab”.  Debió ser interesante pero no pude asistir.
Día 23: Este día acudí a dos sesiones del día. 

En la primera, en formato “case discussion”, se habló sobre “Cathlab 2018: how to stay motivated and educated in a healthy working environment”.   En esta sesión cabe destacar el interés habitual y en todo el mundo por las guardias localizadas en hemodinámica y pudimos observar las diferencias existentes entre países.  Vimos cómo puede ser hasta necesaria la presencia física según en qué sitios.  Por ejemplo, hasta 10 urgencias pueden tener en un fin de semana en el hospital de Bath donde trabaja Sarah Carson.  Claro que en otros hospitales, daneses creo recordar, con la presencia física les suponía que te podían mandar a cualquier sitio del hospital hasta que hicieras falta en una urgencia de hemodinámica.

 También estuvo interesante la presentación de Valentino Oriolo, del hospital de Bristol, sobre el manejo en la motivación y el estrés, y por supuesto la presentación de Siro Buendía sobre la educación para enfermería de hemodinámica, el presente y el futuro, donde habló entre otras cosas, de nuestro máster en Hemodinámica aquí en España y sobre el examen de acreditación a nivel europeo que próximamente tendremos todos si queremos acreditarnos en Europa.

En la segunda sesión del día, también en formato “case discussion”, el tema fue “The day after tomorrow:  patient outcome beyond procedural success in complex lesions and CTO” que aunque el comienzo del título (The day after tomorrow) puede parecer una película de catástrofes, de lo que se habló fue bastante real y, eso sí, nos puede llevar a la catástrofe si no se tienen competencias y educación en ciertas técnicas complejas que tocamos en los laboratorios todos los días.  Hubo una discusión bastante enriquecedora sobre si la enfermería debía conocer a fondo estas técnicas complejas intervencionistas que se dan a menudo y, en general, todo el mundo estuvo de acuerdo que, participar activamente (a eso se llama trabajar en equipo) sabiendo lo que se tiene entre manos, permite anticiparte a las posibles complicaciones e incluso estar en condiciones de poder aconsejar al operador y, en ocasiones, acortar los procedimientos.  También en esta sesión tuvimos participación española con Siro Buendía que nos habló sobre las lesiones complejas, sobre bifurcaciones con resultado mediocre y cómo afectará al paciente el día después.  Un tema difícil de comunicar y que Siro realizó con mucha solvencia.

         Me gustaría resaltar la participación, a parte de los moderadores de mesa, de un tipo sueco de la universidad de Lund, David Sparv, investigador clínico y no sé si ya es doctor en Cardiología, y que actúa durante las sesiones como una especie de animador, intentando estimular la participación del público.  En ocasiones polemizando sobre temas relacionados con el que se está tratando.  Me pareció una labor muy difícil que requiere gran capacidad intelectual y de empatía con el público.  Mi enhorabuena por la gran aportación de este señor, un gran acierto del comité que elabora el programa del PCR.

Día 24:   Este día acudí a tres sesiones. 
La primera fue en formato “case discussion” con el título de “Changing practice for the future”.  Fue una sesión agotadora sobre todo para la austríaca Lynne Hinterbuchner que dirigió la sesión ayudada por las inglesas Karen Wilson y Sarah Carson.  En esta sesión, muy participativa gracias a la capacidad comunicadora de estas tres compañeras, se intentó dibujar el estándar de cuidados del paciente sometido a TAVI, desde el número de profesionales implicados hasta su seguimiento posterior.  Pudimos ver, entre otras cosas, las diferencias entre países en cuanto al tipo de profesionales y número de los mismos que pueden llegar a participar en un procedimiento TAVI.  Muy interesante. 
        Como lo fue también las exposiciones de la griega Eleni Kletsiou sobre la necesidad de implementar las guías de práctica clínica en enfermería y de la neozelandesa Marieke Van der Heijden sobre las herramientas, sobre todo entrevistas, para medir la satisfacción del paciente para poder evaluar si nuestros protocolos de cuidados están funcionando o habría que actualizar y/o cambiar. Muy interesante también.

En la segunda sesión en formato “abstracts” se expusieron las comunicaciones seleccionadas para este EuroPCR 2018.  Bastante técnicas todas pero sin aportar novedades que mejoren el día a día del cuidado de nuestros pacientes en los laboratorios.  Nos hablaron sobre el uso de los dispositivos de compresión en el laboratorio de hemodinámica, del tipo LUCAS (hace años recuerdo exponer un caso clínico sobre este dispositivo mientras se trataba un tronco coronario), experiencia y rol de la enfermería.   Otro trabajo sobre si es conveniente la presencia de los familiares durante la atención del paciente con un síndrome coronario agudo, incluso dentro del laboratorio de hemodinámica y, como podréis intuir, hubo mucha discusión.  Luego se expusieron 2 trabajos que creo debieron de presentar dos técnicos de imagen, por un lado la no necesidad de realizar radiografías de tórax de forma rutinaria tras el intervencionismo primario (algo obvio) y por otro lado, los parámetros ecocardiográficos que habría que monitorizar antes y después del TAVI (que nosotros medimos más por poligrafía).  Luego dos trabajos de dos compañeros de hospitales ingleses.  El que presentó Valentino Oriolo del hospital de Bristol fue el que más me interesó, sobre todo por la figura, en Inglaterra, del “cardiology advanced nurse practitioner” con capacidad para proponer cambios en el itinerario de atención especializada al paciente con cardiopatía isquémica (algo impensable en nuestro país).
A ver si nos animamos el año próximo y mandamos nuestros trabajos, que después de escuchar los seleccionados este año, os puedo asegurar que nuestras comunicaciones están a la misma altura o incluso a más nivel todavía que las que pude oír en esta ocasión.
Finalmente, la tercera sesión a la que asistí fue en formato “tutorial” con el título “New frontiers in the cathlab:  How can new technology help the patient”, parecido a nuestro EnferCardioActualidad que tenemos todos los años en el congreso de la AEEC, y que fue moderada y presentada por nuestra Vera Rodríguez que además también expuso una de las comunicaciones.  Fue una sesión muy interesante con el siempre activo David Sparv animando a la concurrencia (no muy abundante a esa hora de la tarde).  Vera nos habló sobre el nuevo software que permite hacer coincidir las imágenes del IVUS y su correspondencia con la coronariografía (que yo desconocía, sí con el OCT pero no con el Eco intracoronario).  Nos hablaron también de algo ya conocido como la utilización del iFR en contraposición al FFR, y del Impella como soporte en intervencionismo complejo.  Y una compañera portuguesa (me quito el sombrero ante los portugueses) nos habló  sobre el dispositivo Reducer, que es como un stent que se implanta en el seno coronario y que parece que puede mejorar la angina refractaria al tratamiento médico en pacientes no revascularizables.
El día 25, último día de congreso, tuve que coger el avión temprano y ya no pude asistir a la sesión que quedaba.
Espero que les pueda servir este resumen:
  •        En primer lugar para que nos demos cuenta que en otros países pueden trabajar con más o menos recursos, con más o menos personal, pero el contenido es el mismo con el que trabajamos en España. 

  •   En segundo lugar, tenemos el mismo nivel que el resto del mundo, aunque todavía nos falten las certificaciones correspondientes, y como todos sabéis, estamos apostando por la educación y formación continuada como la piedra angular de nuestra organización para no perder nuestro lugar en Europa. 
  •      En tercer lugar me descubro ante los portugueses que han participado en muchas de las sesiones y se defienden muy bien en inglés. 
  •          En cuarto lugar estamos bien representados con Siro y Vera, pero debemos trabajar el idioma inglés para que cada nuevo PCR veamos más compañeros nuestros por Europa, organizando, comunicando y presentando trabajos.
-          Finalmente, mi admiración al grupo que organiza la parte de enfermería del PCR.  Compañeros de España, Portugal, Dinamarca, Austria, Suecia, Italia, Holanda, Alemania, Francia y Bélgica.
  
Y esto fue todo. 
Vicente Rubio Alcañiz
Enfermero del Hospital Dr. Negrín de Las Palmas
Miembro de la RINEH






Comentarios

Entradas populares de este blog

CONFLICTOS EN UNIDAD DE HEMODINÁMICA DEL HOSPITAL VIRGEN DE LA VICTORIA DE MÁLAGA

INNOVACIÓN EN ENFERMERÍA: Un camino hacia la vanguardia del cuidado.